martes, 14 de febrero de 2012

YA LLEGÓ EL 2012.Y AHORA QUÉ. Emilio Carrillo

ANALISIS DE LAS DESIGUALDADES HUMANAS

Cuantas veces, a lo largo de nuestra vida nos hemos encontrado con el dolor en el ser humano, enfermedades crónicas dolorosas, taras permanentes que reducen la calidad de vida, invalidez y otros muchos cuadros mas o menos dolorosos, y cuantas veces nos hemos preguntado ¿ por qué existe esas vidas de dolor, mientras otras gozan de salud y prosperidad?.
¿Donde está la justicia divina -nos hemos preguntado mas de una vez- que permite estas desigualdades?.
¿Porque nacen algunos niños en condiciones miserables o de padres desalmados, brutos o hasta criminales y que sufren en su infancia toda clase de malos tratos, malos ejemplos... ; mientras otros niños nacen en el seno de familias cultas, privilegiadas, y hasta bondadosas, donde tienen de todo, y pueden recibir una esmerada educación que les va a permitir desarrollar bellas cualidades del carácter?. Muy pocos tratan de buscar la razón de estas desigualdades en la vida; los mas se conforman con  echar la culpa a la sociedad ,y ahí queda todo.
Pero otros se siguen preguntando ¿   Como explicar que algunas personas se sientan inclinadas a la practica del bien y lo hacen de forma natural, mientras que otras no pueden hacerlo sin oponerse con firmeza a sus inclinaciones que le empujan en otro sentido?
Si consideramos que existe un Dios o Fuerza Creadora, que tiene toda la sabiduría, amor y perfección del Cosmos, ¿ podremos,  en buena lógica, admitir que las desigualdades e imperfecciones humanas, proceden de esa Perfección Absoluta ?.
¿ Se puede admitir un Dios que favorezca a unos y desfavorezca a otros?.
Entonces.....¿ cual es la causa de las desigualdades humanas?.
Atribuir a Dios el destino penoso de unos y el venturoso de otros, y al mismo tiempo darles una sola vida  humana para que se "salve", como sostienen algunas religiones,  es totalmente inadmisible.
El Creador en Su inmenso Amor, nos ha dado el precioso don de la libertad, y así cada cual es el forjador de su propio destino, de acuerdo con el uso que haga de ella. Por lo tanto la vida que cada cual tiene, es la que le corresponde , de acuerdo con sus méritos o deméritos  en el pasado, en sus vidas anteriores. Etiológicamente analizado, podemos concluir que las diferencias humanas son claramente los efectos de causas anteriores.
En esta vida siembras lo que que recogerás en el futuro, o en vidas futuras..........

martes, 7 de febrero de 2012

EL DOLOR

El dolor y el sufrimiento, en sus diversos aspectos, son factores necesarios para el despertar de la conciencia individual en el seno de la Conciencia  Cósmica.
La humanidad no ha comprendido aún la verdadera función del dolor en la evolución del psiquismo; y busca el alivio en la ciencia médica , que se ocupa de la eliminación de los síntomas aparentes, en tanto que el dolor responde a una amplia ley de consecuencias, por ser la reacción de la ley violada, que se hace sentir en su acción de reconstrucción del orden, ya sea biológico, ya psíquico; reacción que algunos, indebidamente, denominan castigo. No es que sea contrario a la Ley buscar alivio en los casos de dolencias físicas , ya que en la misma naturaleza encontramos sustancias químicas y vegetales, que alivian el dolor físico y sanan o hacen desaparecer los síntomas de la enfermedad; sino que, mientras que la deuda contraída al quebrantar la Ley no sea saldada, mientras el orden violado no sea restablecido, el dolor purificador volverá a manifestarse tarde o temprano. Y lo que  en  estos  casos  conseguimos es posponer el pago de la deuda, obteniendo ( aunque inconscientemente) un nuevo plazo; pero la deuda ha de ser pagada: ya voluntariamente con amor en la practica del bien, ya compulsoriamente por el dolor purificador.

TODA VIOLACION TRAE SU REACCION. El que siembra dolor y tragedia ¿ que va a cosechar? . Pues.... eso mismo.

No busquemos fuera de nosotros ni en los demás el origen de nuestro dolor, de nuestros males, por que está en nosotros mismos, y no irá mas allá de nuestras propias fuerzas para soportarlo, durará solamente hasta que se agote la causa que lo originó, no nos rebelemos, no maldigamos el dolor.  Abracemos el dolor y este perderá fuerza.


Extraído del libro TRES ENFOQUES SOBRE LA REENCARNACION  de Sebastián Arauco.