martes, 7 de febrero de 2012

EL DOLOR

El dolor y el sufrimiento, en sus diversos aspectos, son factores necesarios para el despertar de la conciencia individual en el seno de la Conciencia  Cósmica.
La humanidad no ha comprendido aún la verdadera función del dolor en la evolución del psiquismo; y busca el alivio en la ciencia médica , que se ocupa de la eliminación de los síntomas aparentes, en tanto que el dolor responde a una amplia ley de consecuencias, por ser la reacción de la ley violada, que se hace sentir en su acción de reconstrucción del orden, ya sea biológico, ya psíquico; reacción que algunos, indebidamente, denominan castigo. No es que sea contrario a la Ley buscar alivio en los casos de dolencias físicas , ya que en la misma naturaleza encontramos sustancias químicas y vegetales, que alivian el dolor físico y sanan o hacen desaparecer los síntomas de la enfermedad; sino que, mientras que la deuda contraída al quebrantar la Ley no sea saldada, mientras el orden violado no sea restablecido, el dolor purificador volverá a manifestarse tarde o temprano. Y lo que  en  estos  casos  conseguimos es posponer el pago de la deuda, obteniendo ( aunque inconscientemente) un nuevo plazo; pero la deuda ha de ser pagada: ya voluntariamente con amor en la practica del bien, ya compulsoriamente por el dolor purificador.

TODA VIOLACION TRAE SU REACCION. El que siembra dolor y tragedia ¿ que va a cosechar? . Pues.... eso mismo.

No busquemos fuera de nosotros ni en los demás el origen de nuestro dolor, de nuestros males, por que está en nosotros mismos, y no irá mas allá de nuestras propias fuerzas para soportarlo, durará solamente hasta que se agote la causa que lo originó, no nos rebelemos, no maldigamos el dolor.  Abracemos el dolor y este perderá fuerza.


Extraído del libro TRES ENFOQUES SOBRE LA REENCARNACION  de Sebastián Arauco.

2 comentarios:

  1. Una gran reflexión Octavio. También creo, en la misma línea argumental, que todo dolor, toda enfermedad nos la creamos nosotros mismos, por nuestros desequilibrios emocionales. Somatizamos las enfermedades. Siendo conscientes de ésto, podemos deducir, que también podemos curarnos nosotros mismos, reestableciendo el equilibrio emocional o síquico. Cuerpo y mente interactúan, para bien y para mal.
    Debemos intentar enfocar nuestra vida desde un punto de vista holístico. Un placer volver a contar contigo Octavio. Abrazos mil amigo.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo Julius, el poder curarnos nosotros mismos está en el camino de nuestra evolución.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar