martes, 1 de marzo de 2011

EL VIAJERO DE LAS ESTRELLAS

A la pregunta al VIAJERO DE LAS ESTRELLAS  si nos podría explicar porque nos denominaba humanos 4.3 ?.  Responde:

Bien; lo haré de una manera somera porque el asunto es importante, pero su explicación sería muy extensa:
El Cosmos, Dios o como queramos llamarle, se manifiesta constantemente a través de ciclos de manifestación finitos y concretos en sí mismos. Parecería que su propósito fuera la creación constante e infinita en el tiempo, de semillas que, a su vez, crecen,  dando frutos que producirán nuevas semillas; y así indefinidamente. De forma que cada una de esas manifestaciones - de la semilla al fruto y de este a la semilla- constituye un ciclo concreto. Ciclo que se ajusta a un programa cósmico que constituye lo que podríamos denominar "la escala cósmica de manifestaciones ¨. Bien, pues en ese ciclo tienen lugar siete manifestaciones o dimensiones; a saber , la primera dimensión o dimensión mineral, la segunda o dimensión vegetal, la tercera o dimensión animal, la cuarta o dimensión humana, la quinta o dimensión energética, la sexta o dimensión mental, y la séptima o dimensión divina. Cada uno de estos escalones, planos o dimensiones cumple globalmente una función en el universo. Pero cada una de estas dimensiones está a su vez, compuesta por siete etapas, correspondiendo cada una de ellas a siete pasos intermedios o momentos sucesivos en el proceso de manifestación, que abarcan desde el principio de cada dimensión correspondiente hasta el límite con la siguiente. Así,  en el llamado reino mineral, como en los demás, la chispa divina  recorre las siete etapas y, a medida que avanza, va perdiendo densidad en lo mineral. Esto es, se manifiesta primero en los cuerpos sólidos, densos y pesados, cuyos átomos contienen menos energía,pasando luego por los líquidos  y continuando por los gaseosos y ligeros, que son los que han absorbido una mayor cantidad energética. En el reino vegetal, la primera etapa comienza con las plantas menos evolucionadas, como por ejemplo ciertos líquenes, y termina en vegetales tan evolucionados  que casi se les puede confundir con animales primarios unicelulares. Lo mismo ocurre con el reino animal. En cuanto a la cuarta dimensión o plano humano, cabe señalar algo importante; al iniciar la primera etapa, el hombre dispone de cuatro "cuerpos" fundamentales que mantiene a lo largo de los siete peldaños de su escala evolutiva, aunque durante el recorrido sufre algunas transformaciones. Estos cuatro "cuerpos" son el "Yo interno" o cuerpo espiritual , que es al que nos referimos cuando decimos "yo soy" , al que "envuelven"los otros tres "cuerpos" que hacen del hombre un ser integral; un cuerpo mental, un cuerpo energético o astral  y un cuerpo material o físico, soporte de todos los anteriores.

El hombre, en su evolución o ascenso por la escala evolutiva, va conociendo y dominando tanto la materia que le rodea como la que le sirve de soporte, esto es, su cuerpo físico. Y al dominar la materia, va dependiendo menos de ella y, por el contrario, va haciéndose más dependiente de sus otros cuerpos sutiles. Dicho de otro modo  ; el hombre evoluciona a medida que pierde densidad; y pierde densidad  aumentando la tasa vibratoria de su ser integral, formado por la unión de todos sus cuerpos. En definitiva ,  los hombres 4.1 ( primera etapa de la cuarta dimensión o dimensión humana ), son aquellos que están  ocupados en comprender el entorno que les rodea y de el cual dependen en gran medida. Su evolución mental es todavía mas inconsciente que consciente; en estos momentos no existen hombres así en la Tierra. Los hombres 4.2 siguen aprendiendo de su entorno, pero su inteligencia les permite ya fabricar  utensilios para dominarlo y protegerse. Tampoco existen ya hombres así en vuestro planeta, aunque podríamos tener una referencia próxima en algunas tribus del Amazonas o en los pigmeos. Los hombres 4.3, como es el caso de los habitantes del planeta Tierra , se diferencian básicamente de los de la anterior etapa en que aparece un elemento nuevo e importante a resaltar; la consciencia, la capacidad de" darse cuenta " de las cosas y tener, además, la facultad de poder aumentar progresivamente ese grado de consciencia. Siendo en ese momento cuando se da cuenta de que es "el rey de la creación física que ve", la manifestación mas evolucionada de cuanto le rodea físicamente. Y al darse cuenta de su individualidad
, comienza a utilizar de forma consciente el llamado " libre albedrío ". La función cósmica de un 4.3 sería, pues, la de poblar y dirigir su planeta regulando y colaborando de una forma consciente y libre de los planos y dimensiones anteriores, y evolucionando él mismo a través de la construcción consciente de sociedades armónicas. Cuando el hombre aprenda a vivir en armonía - y ese es el futuro próximo que os espera a quienes superen el próximo salto evolutivo que se acerca, del que en su momento hablaremos-
con lo y los que le rodean , pasará a ser 4.4, etapa ésta en la que el hombre debe adquirir plena consciencia de su función; investigar y profundizar en el conocimiento del mundo físico y material para aprender a dominarlo. En cuanto a los 4.5- nuestro caso en mi planeta- diré, brevemente, que nos dedicamos, entre otras cosas, a investigar en el terreno de lo que podríamos llamar la moral, procurando que nuestra sabiduría y enseñanzas sirvan de referencia a los 4.3 para su evolución progresiva. Los conocimientos transmitidos por los seres 4.5, por cierto, suelen ser el origen de las religiones en los distintos mundos 4.3, como el vuestro, así como la semilla de los conocimientos esotéricos que custodian las órdenes herméticas.Lo que no quiere decir , en absoluto, que el que eso haya dedo lugar al nacimiento de religiones fuera precisamente el fin perseguido. En cuanto a los 4.6 diré que son los maestros espirituales de los 4.4, de la misma forma que los 4.7 lo son de los 4.5. Por supuesto, los 4.7 han alcanzado ya tal desarrollo de consciencia cósmica y tal dominio de la materia que su ser integral está ya muy próximo al de los ángeles, seres del primer peldaño de la quinta dimensión. Y no me extiendo porque ello excedería a la intención que me anima en esta entrevista, aunque para que sirva de referencia  conviene añadir que en la quinta dimensión viven seres energéticos, es decir humanos que un día transcendieron la cuarta dimensión y abandonaron por innecesario, el soporte del cuerpo físico; en la sexta viven los seres espirituales y, en la séptima las llamadas divinidades.

1 comentario: