martes, 29 de marzo de 2011

DESDE LAS ESTRELLAS

Es lamentable observar cómo las diferencias religiosas raciales y políticas pueden desembocar en guerras fraticidas igual ahora que hace cien años. Decisiones políticas como las que se están tomando en Oriente Medio no hacen sino echar gasolina al fuego del odio, generando más rencor y más deseo de revancha.
También es lamentable ver como los políticos se pliegan a los intereses económicos conculcando sin paliativos los más elementales derechos humanos. No se aprende de los errores pasados y los que ayer era víctimas hoy se convierten en verdugos. Lamentablemente.
Una sociedad evolucionada es aquella que no distingue entre razas, ni mantiene fronteras, ni da relevancia al poder sino a la sabiduría. Una sociedad como esa busca el hacer felices a sus ciudadanos ejerciendo un reparto justo de los recursos y quienes gestionan saben que están al servicio de los demás. no al revés. No tienen guerras por motivos religiosos porque han entendido que Dios está en el corazón del hombre y no en sus liturgias y saben que en el corazón no hay contradicción.
Una sociedad así se aprende desde niño, en la relación con los adultos y en la escuela, donde el Amor es la principal asignatura. Esta es la sociedad que está frente a vosotros, al alcance de vuestra mano, si sois capaces de abrirlas para abrazar a los demás seres humanos
Con Amor , Acael.

4 comentarios:

  1. Ojalá, Octavio, Ojalá...Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  2. Si Octavio, esta reflexión que nos compartes es algo que me pregunto muchas veces. ¿Cuando realmente dejarán de manipular para crear?. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Un abrazo Octavio, vamos a intentar a abrir las manos y a abrazar?, empecé por casa y seguiré, seguiré hasta ser capaz de agrandar mi abrazo y mi corazón cada vez más. Un beso y gracias por este estupendo escrito.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por venir a visitar mi rincón y un abrazo fuerte para tod@s

    ResponderEliminar