domingo, 16 de enero de 2011

REFLEXIONES DE UN VIAJERO DE LAS ESTRELLAS

El gran reto del ser humano desde el comienzo de su existencia es saber quien es y que representa en la creación. Desde que tuvo conciencia de si mismo, desde que se dio cuenta que era un ser diferente e independiente al resto de lo creado, el ser humano intentó saber que relación le unía a cuanto le rodeaba.A lo largo de los siglos la unión con otros seres, con otros hombres, tuvo por objeto hallar la respuesta a esas eternas preguntas. Sin embargo, lo más que ha conseguido es saber que forma parte de un gran entramado cósmico pero no es consciente de su verdadera dimensión.
Las instituciones religiones y órdenes herméticas intentan descubrir a través de la reflexión y de la observación el papel que juega el ser humano, pero a pesar de todos los años transcurridos y de la cantidad ingente de cerebros puestos al servicio de la eterna pregunta , esta sigue sin ser respondida. Seguramente porque la respuesta a ese interrogante debe encontrarla cada uno y la respuesta de los demás no les sirvan.
La búsqueda interior intenta encontrar caminos que nos lleven al reencuentro con la fuente. El misticismo se aleja del mundo exterior para entrar en el mundo interior. Sin embargo, todavía se mantiene en un plano muy cercano al dominio del ego. a veces se identifica la búsqueda con la eliminación de capas que recubren el ser interior, como si fuera una cebolla, para encontrar el corazón, la causa de todo lo que existe. Sin embargo, el conocimiento, la sabiduría, la experiencia, forma parte también de cada una de las capas que forman la cebolla, entendiendo como tales las diferentes vidas, experiencias, oportunidades que se nos brindan, para que la conciencia alcance su total desarrollo.
Las sociedades, las  civilizaciones , las culturas intentan encontrar el modelo mas adecuado para que sus integrantes alcancen la felicidad, pero no se dan cuenta que el ser humano es cambiante, que evoluciona su concepción de la realidad, evolucionan los patrones o paradigmas donde se apoyan , igual que evoluciona la concepción que tiene de si mismo. Las sociedades, las culturas, las civilizaciones van siempre por detrás, tardan demasiado en cambiar, se pierden en sus propias resistencias, entelequias, utopías y no se dan cuenta que el objeto por el que han luchado y buscado esas respuestas ha cambiado.

En el proceso para lograr una sociedad armónica se suele dar el fenómeno de la conformación de pequeños grupos o núcleos celulares que por si mismos representarían una mini-sociedad. El siguiente paso consiste en saber armonizarse o integrarse en otros núcleos celulares que tengan distinta configuración, distinto código  de funcionamiento. pero que, no obstante son complementarios.
Los grandes núcleos  celulares se vuelven rígidos, se esclerotizan, deja de fluir entre ellos la energía a causa de sus competencias internas, de los problemas de liderazgo, de corrupción . Hasta que llega un momento  que dentro del propio grupo se crea el cáncer necesario que les lleva a la autodestruccuón. Solamente partiendo de núcleos celulares básicos, pequeños y limpios es como puede conformarse el tejido embrionario para crear nuevas estructuras sociales.
Los pequeños núcleos-aún a riesgo de ser tachados de visionarios, utópicos e incluso locos- son los encargados de recordar al ser humano que no puede quedarse parado mirando hacia el pasado.
A lo largo de su historia el ser humano ha hecho miles de ensayos, de pruebas en su intento de avanzar. Muchas de ellas eran caminos inadecuados que también les sirvieron para aprender, pero otras favorecieron claramente su evolución. Esos son los pilares sobre los que pueden apoyarse para cruzar nuevas estructuras sociales, nuevos paradigmas y nuevas proyecciones de futuro.
Es,por tanto, responsabilidad de los pequeños núcleos celulares que surgen a lo largo y ancho del planeta la de dar un paso adelante en la evolución del ser humano, en la búsqueda definitiva de respuesta a esa eterna pregunta de quién es , qué es y que relación le une con todo lo creado.
Aquellos que han alcanzado la consciencia de su papel incorporan asimismo la responsabilidad de llevarlo a cabo.Asumen que la vida es la oportunidad que nos brinda el Cosmos para desarrollar nuestro interior en el exterior. Está bien de vez en cuando eliminar momentáneamente el exterior para vivir el interior, para encontrar referencias internas, pero sin olvidar que son eso, referencias y que no podemos quedarnos permanentemente en el interior  porque la vida no tendría sentido.
Cada ser humano tiene en sus manos la oportunidad del cambio, sea de la envergadura que sea , aunque siempre se debe comenzar por un paso, pequeño, humilde, y sin ánimo de crear ningún movimiento acelerado en las personas, cada uno debe de encontrar su momento y su ritmo para llevarlo a cabo.
En todo lo que existe, en todo lo creado, en todo lo manifestado,hay distintos niveles de percepción. El ser humano es la obra mas perfecta del mundo visible, la base sobre la que se sustentan los mundos invisibles, el objetivo al que miran los mundos visibles de menor evolución , es el eje sobre el que gira la creación manifestada. Un día descubrirá que todas las respuestas están dentro de él.
SHAOGEN

2 comentarios:

  1. El ser humano vive en una constante incertidumbre, realmente no sabemos nada...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Javier por tu comentario. Un abrazo

    ResponderEliminar